VIH: Mitos y realidades

El Virus de Inmunodeficiencia Humana o VIH, es una enfermedad de transmisión sexual que ataca al sistema inmunitario del cuerpo humano. Esto se traduce en que el cuerpo no puede defenderse ante las enfermedades ni mantenerse sano. De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud, existen más de 37 millones de personas que tienen esta enfermedad. 

Hasta el momento no existe una cura para el VIH, sin embargo, diversos tratamientos se han desarrollado en el mundo para mejorar la calidad de vida y frenar el progreso de la infección de las personas que contraen esta enfermedad. Cada año el 1 de diciembre es considerado el Día Mundial del VIH como una forma de recordar a los que perdieron la batalla contra la enfermedad y apoyar a las que actualmente viven en la situación. 

Para este año el lema que se trabaja es: Poner fin a las desigualdades. Poner fin al sida. Poner fin a las pandemias. Es por ello que en este artículo te hablaremos de algunos mitos y realidades que giran en torno a esta importante enfermedad. 

El VIH se transmite por cualquier contacto físico: Esto es un mito, el VIH se transmite principalmente a través del semen, las secreciones vaginales, la sangre y la leche materna. Su forma más común de transmisión es el sexo sin protección. 

Las personas con VIH no pueden tener hijos: Muchas personas con VIH han logrado tener hijos sin ser portadores del virus. A través de diferentes métodos, las personas con VIH pueden tener hijos sin temor de transmitir el virus. 

Poco después de la infección aparecen los síntomas físicos evidentes: En las siguientes semanas después de la infección, algunas personas llegan a tener fiebre, dolor de garganta y pérdida del apetito. Sin embargo, un gran número de personas no presentan ningún síntoma inicial durante la infección. 

El VIH solamente ataca a hombres homosexuales: Recién nacidos, mujeres, ancianos, adolescentes y personas de todas las razas y nacionalidades pueden tener VIH. En realidad, poco más de la mitad de las personas infectadas, son mujeres. 

Ahora que ya conoces un poco más sobre esta enfermedad es momento de tener precaución para cuidar nuestra vida y la de los demás. Si tienes alguna duda sobre tu estado de salud acércate a Hospital Jardín, nuestros expertos pueden orientarte ante cualquier enfermedad y tratarte de la manera más adecuada. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *