Mitos y realidades sobre la lactancia materna

La lactancia materna es una práctica que se ha realizado por mucho tiempo y es realizada por cualquier mamífero en la tierra. Es de hecho, el primer contacto que tiene el bebé con su madre, y es muy importante para su desarrollo

Sin embargo, debido a tabús sociales en torno a esta práctica, existen muchos mitos que lo único que generan es desinformación al respecto. Por eso, es importante saber discernir entre lo que se dice sobre la lactancia. Recuerda que no todo lo que se dice sobre esto es cierto. Aquí te contamos los mitos y realidades que existen sobre este tema.

  1. Las mujeres con pechos pequeños no producen suficiente leche y no pueden amamantar: Falso. Todas las mujeres pueden producir leche de buena calidad, sin importar el tamaño de sus mamas. De hecho, la producción de leche está regida por el proceso de oferta y demanda, es decir, mientras más leche consuma el bebé, más producirá su madre.
  2. La madre no puede comer ciertos alimentos durante la lactancia: Otro mito falso sobre esta práctica. Aunque la madre necesita una dieta equilibrada por encima de las 1800 calorías, no está comprobado que ciertos alimentos afecten la producción de leche.
  3. El calostro debe ser desechado, porque es antihigiénico y sucio: El calostro (la leche que se produce primero después del parto) es rico en beta carotenos, además de otras vitaminas y nutrientes que ayudan al bebé a prevenir enfermedades futuras como si de una vacuna se tratara. Lo más recomendable es que la madre comience a amamantar al bebé media hora después del parto. 
  4. Si le das pecho al bebé cada que pide, lo estás malcriando: Se debe alimentar al bebé cada vez que pida leche; además, el contacto físico con la madre contribuye a un buen desarrollo emocional del infante. Lo recomendable es amamantar al bebé por seis meses, y después de ese periodo, complementar con otro tipo de alimentos.
  5. Es normal que el pecho duela al amamantar al bebé: El dolor puede ser un indicador de un problema mayor como infecciones y otras situaciones. En este caso, lo mejor es consultar a un médico. 

Como puedes ver, los mitos sobre la lactancia carecen de fundamentos, por lo que si tú te encuentras en esta etapa, lo mejor es que estés bien informada sobre el tema. Puedes consultar más recursos sobre este tema en páginas de organizaciones médicas y avaladas por especialistas, como la de la OMS, la UNICEF y el Instituto Nacional de Pediatría. También puedes consultar a tu médico si tienes alguna duda sobre la lactancia. Recuerda que en Hospital Jardín, contamos con paquetes maternales, con especialistas que te guiarán en todo tu proceso de parto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *