Blog

Hepatitis: ¿una enfermedad mortal o curable?

Fecha: 2021-07-18

Hepatitis: ¿una enfermedad mortal o curable?

La hepatitis es una inflamación de las células del hígado. Existen diferentes tipos y causas, pero los síntomas pueden ser similares. A pesar de que las funciones del hígado son la desintoxicación de la sangre, el almacenamiento de vitaminas y la producción de hormonas, la hepatitis puede alterar estos procesos y con ello descontrolar el sistema inmunológico y más órganos del cuerpo. 

¿Cuántos tipos de hepatitis existen?

 

Existen alrededor de cinco tipos de virus que pueden causar hepatitis. Los tres más comunes son: A, B y C. No obstante, existen otros tipos de hepatitis que pueden ser en la mayoría de casos consecuencia del consumo excesivo de alcohol o una enfermedad autoinmune. Resulta importante destacar que las características de cada tipo de hepatitis son diferentes, pero los síntomas tienden a ser similares.

  1. Hepatitis A: este tipo suele ser leve y la mayoría, las personas que lo adquieren se recuperan totalmente y desarrollan inmunidad: igualmente, existen vacunas seguras y efectivas que protegen contra este virus.
  2. Hepatitis B: se adquiere al tener relaciones sexuales sin protección con una persona infectada; compartir una aguja con una persona infectada; haber tenido contacto con agujas no esterilizadas; compartir artículos personales como un cepillo de dientes o una rasuradora, con una persona infectada; recibir una mordida de alguien infectado.  El hígado de una persona infectada con hepatitis B se hincha, lo cual puede resultar en daño severo. Existe una vacuna segura y efectiva que puede proteger contra este tipo de hepatitis.
  3. Hepatitis C: este tipo de hepatitis provoca daño hepático e hinchazón. No existe una vacuna que prevenga este tipo, pero el tratamiento puede curarlo. La hepatitis C resulta de una infección percutánea, es decir, ocurre cuando el virus penetra debajo de la piel. Se transmite a través de lesiones por pinchazos de aguja y falta de control de infecciones en servicios de salud. 



Los síntomas suelen ser leves o, en ocasiones, no se presentan. Sin embargo, en el caso de que aparezcan, suelen hacerlo en un periodo de 15 a 180 días después de haber contraído la infección. 

Recuerda que la prevención siempre es necesaria, en Hospital Jardín encontrarás a especialistas dispuestos a ayudarte.

Urgencias 24 Hrs